Blogia
la molineta

CUENTO III (o el atraco a vuela pluma de Tautina en 6 min.)

CUENTO III (o el atraco a vuela pluma de Tautina en 6 min.)

 

Tisu miró el pergamino. La última gota aún resbalaba de su junco y la obra ya estaba completa. La observó, un exacto trazo negro silueteaba la figura de un crustáceo, perfecto, concreto y simple cangrejo.

Tisú se sintió intranquilo, diez años y una vida de comodidades a cambio de un trazo, una obra perfecta, la síntesis del minimalismo puesta al servicio del admirador.

Si se asustó o se sintió intranquilo en este tiempo, largo tiempo de bienestar, no podía expresarlo ahora. Su mecenas escrutaría la obra y el sabía, debía creer y demostrar, que la síntesis de todo el concepto estaba ahí, en ese trazo sinuoso y casual que perfilaba el crustáceo solicitado.

El monarca llegó, miró el pergamino y posó sus ojos dignos en el pintor.

Tisú alzó el mentón. Su obra era perfecta. Un cangrejo precioso y conciso, lo que el rey le había pedido. El orgullo le nació del rostro y se derramó por la sala, afectando a cortesanos y sirvientes. Sostuvo la mirada del rey con todo el valor de su talento.

- ¿Qué es esto? – preguntó el monarca con rostro impasible.

- Un cangrejo majestad, tal como pedisteis – respondió Tisú pleno de confianza -. ¿Os sorprende acaso que un solo trazo al aire pueda representar la esencia del cangrejo?

- No – contestó el monarca -. Me asombra que hayas tardado diez años en dibujar una langosta.

Julia R. Robles

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

JuanDelTrueno -

Esto son ganas, vaya curro nocturno te has pegado. Olé. Ha quedado genial.

JuanTzú.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres